SUENA EL SHOFAR 2017

Muchas personas ,  muchas trompetas en todas las naciones, se levantaron desde el año 2010 a la fecha , avisando  algo terrible a la tierra.  Todos , cristianos y no cristianos, han escuchado  que se aproximan  los juicios de Dios. Cientos de señales cada  día , terremotos en muchos lugares, tormentas, huracanes , catástrofes, la llegada de Nibiru , Siria, el hambre, la persecución de los cristianos, los rumores de guerra, las lunas rojas, tormentas solares, caídas de meteoritos, y otros… Anunciando la inminente venida del Señor. No sin antes, pasar por una gran prueba .

En Octubre recién pasado (2016) el  Señor dijo:

“Se aproxima la guerra, una guerra terrible. Luego dice, una guerra que destruirá a  muchas personas en el mundo entero.Juntamente hija, vendrán mis juicios, juntamente con la guerra. Por eso,  es que deben almacenar mucha comida, mucha agua, medicinas,  ¡oh!  el horror hija, y esto está preparándose, terminando de prepararse para explotar  . Ya está por explotar.

Es necesario almacenar agua , comida, y abrigo. Deben seguir los pasos de Noé.  Guardó provisiones y entró en el arca. Si tu no tienes refugio, predispuesto por Dios,  ora al Padre y ayuna, pregunta y busca.

Creas o no, tengo el deber de transmitir, te rías o no, tengo el deber de comunicar. Tómalo, o déjalo. Pide confirmación al Señor en la oración. Debemos arrepentirnos  vivir en santidad y   buscar la justicia , porque debemos estar listos .

La señal de los higos buenos y malos.

Jeremías 24:

  Después de haber transportado Nabucodonosor rey de Babilonia a Jeconías hijo de Joacim, rey de Judá, a los príncipes de Judá y los artesanos y herreros de Jerusalén, y haberlos llevado a Babilonia, me mostró Jehová dos cestas de higos puestas delante del templo de Jehová.Una cesta tenía higos muy buenos, como brevas; y la otra cesta tenía higos muy malos, que de malos no se podían comer.Y me dijo Jehová: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Higos; higos buenos, muy buenos; y malos, muy malos, que de malos no se pueden comer.Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Como a estos higos buenos, así miraré a los transportados de Judá, a los cuales eché de este lugar a la tierra de los caldeos, para bien.Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré.Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón.Y como los higos malos, que de malos no se pueden comer, así ha dicho Jehová, pondré a Sedequías rey de Judá, a sus príncipes y al resto de Jerusalén que quedó en esta tierra, y a los que moran en la tierra de Egipto.Y los daré por escarnio y por mal a todos los reinos de la tierra; por infamia, por ejemplo, por refrán y por maldición a todos los lugares adonde yo los arroje.10 Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres.